Blogia
Nelmor

¿Ciberadicto YO?

Esto lo encontré en una revista médica (Global Medic News), traté de obtener los permisos para publicar pero no obtuve respuesta.

La importancia de comprender la enfermedad vrs. productividad

“Es difícil señalar quien es un adicto ya que la mayoría de las veces los criterios son cuantitativos en vez de cualitativos, yo puedo ser un diseñador gráfico o un programador y usar 8 horas diarias la computadora y eso no me vuelve un adicto". *Germán Pérez-Duarte de Microsoft Latinoamérica.

Hoy en día ya existen muchas investigaciones al respecto de la Adicción al Internet. El problema es mucho mas frecuente de lo que las personas están dispuestas a reconocer en término de: pérdida de la productividad, daño personal y familiar, restricción de horas de sueño (afección del ciclo circadiano) y/o conducta compulsiva

La ciberadicción cumple con todos los requisitos de cualquier otro tipo “ya conocido” de adicción: antes del acto hay evidencia de malestar y luego de hacerlo existe una sensación de gratificación con mezcla de culpa y disminución de autoestima. Existen los síntomas clásicos de abstinencia, manifestados por las siguientes características:

Cesación o reducción del tiempo de conexión (cuando se han dado períodos de tiempo prolongados de uso intenso).

Luego de esto, aparecen síntomas de agitación psicomotriz, ansiedad, pensamientos recurrentes (obsesivoides) acerca de lo que estará ocurriendo en Internet. Fantasías o sueños acerca de Internet.

Movimientos voluntarios o involuntarios similares a los que se efectúan sobre un teclado.

Los anteriores síntomas producen malestar o deterioran las áreas: social, ocupacional o cualquier otra área vital.

El uso de Internet o de otro servicio online es preciso para aliviar o suprimir los síntomas abstinenciales.

Se accede a Internet más a menudo o durante períodos de tiempo más prolongados de los que se había planeado.

Existen propósitos persistentes e infructuosos de suprimir o controlar el acceso a la Red.

Se permanece conectado a pesar de saber que ello supone un problema persistente y recurrente de tipo físico social, laboral o psicológico (privación de sueño, conflictos matrimoniales, negligencia laboral, sentimientos de abandonar a los seres queridos...).

Pese a este escaso y anecdótico bagage clínico son numerosas las voces que proponen la inclusión de este trastorno en los manuales de clasificación de los psicólogos y psiquiatras (DSM-IV, ICD-10), aventurando borradores de criterios diagnósticos como los antes mencionados.

Kimberly Young, en el congreso de la Asociación Psiquiática Americana en 1997 menciona que hay varios tipos de adicción al Internet e incluso presenta algúnos datos estadísticos

• 35% adicción al Chat
• 28% adicción a los Juegos
• 15% adicción a tablas de noticias
• 13% adicción al correo electrónico.

Young, profesora en la Universidad de Pittsburg menciona que se necesita un promedio de 3 horas o más en la red (que no sea para uso de trabajo) para evaluar el Diagnóstico de ciberadicción.

Las universidades estadounidenses de Duke y Standford dieron los siguientes datos:

• Estiman y ratifican este alto alto índice de los ya denominados “adictos compulsivos al cibersexo”.

• Solamente en Estados Unidos, hay más de 20 millones de internautas enganchados a los Web sites pornográficos en la red de redes y a los chats en los que participan durante las interminables horas que emplean sentados delante del ordenador.

Alonso Fernández en uno de sus estudios llega a puntualizar que el 50% de los sexo adictos que tenían una pareja estable llegan con el tiempo a sufrir trastornos sexuales con su pareja. El hecho de que con un clic de distancia tengan gratificación sexual automática, secreta y que le ofrezca todo tipo de fantasías, hace que la relación NO VIRTUAL se debilite y así entorpezca así como el resto de la vida de pareja y familiar.

Otros autores mencionan que el ser JOVEN Y NOVATO son dos de los factores que más aumentan el riesgo de adicción. Por ello actualmente los padres ya no solo deben de cuidar los amigos que tienen sus hijos, lo que ven en la televisión, lo que leen y cuidar a donde van. Se agrega como parte VITAL de la lista el CUIDAR la influencia del Internet en la educación moral, religiosa y sexual de los hijos.

En una cultura que alimenta lo “virtual”, Internet ofrece ampliar conocimientos, pero no enseñan valores y cuando se descuidan los valores, se degrada nuestra misma humanidad y el hombre con facilidad pierde de vista su dignidad trascendente (JPII).

Existen filtros y barreras que ofrecen algunos especialistas, como por ejemplo: www.covenanteyes.com, www.filterreview.com


Enlaces: La tecnología es adictiva o es un mal
¿Las redes sociales una pérdida de tiempo?

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Leandro -

El avance de la tecnologia y la comunicacion, propician el entorno para que este tipo de actividades se propaguen con mayor facilidad.
Les dejo mi direccion a un post en mi blog para que dejen su comentario al respecto de la adiccion a las tecnologias

http://opinaenlaweb.blogspot.com/2008/01/la-tecnologia-es-adictiva-o-es-un-mal.html
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres